Cuadros reciclados a partir de cajas de cartón

17/1/2017

Mark Langan, un artista del reciclaje que vive en Cleveland, Ohio, lleva desde 2004 trabajando únicamente con material reutilizado.

Como material para reciclar, Mark se ciñe al cartón que recoge de la basura de su vecindario, una fuente inagotable de materia prima que transforma en obras de arte combinándolo simplemente con pegamento no tóxico.
Del reciclaje de cajas de cartón corrugado obtiene unos sorprendentes resultados artísticos, haciendo desde logos para grandes compañías hasta copias de importantes obras de arte como El Grito, de Edvard Munch.

Lleva hechas unas 200 obras de arte ecológicas, las cuales le han llevado una media de 120 horas de trabajo por pieza. "Requiere habilidad, mucha planificación, matemáticas, por supuesto, pero más importante aún, mucha paciencia". A Mark le encantaría ser el Dalí del reciclaje de cajas.

Consciente de que su trabajo por separado del de otras personas no supone un gran avance en la reducción de los desechos, considera que al menos aporta su granito de arena al cuidado del medioambiente y espera inspirar a otros con ideas creativas para reciclar la basura.