Discos duros reciclados en esculturas

3/3/2017

Miguel Rivera, un administrador de sistemas con talento creativo, decidió que los discos duros no tenían por qué acabar en la basura si él podía reutilizarlos. Comenzó a destripar los discos duros viejos que tenía y los recicló en motocicletas, coches, robots...

Según explica Miguel, estas esculturas recicladas en las que solo utiliza metal son para él un reto personal y su terapia después de una semana de trabajo. Además le parece una oportunidad para mostrar cómo es un disco duro por dentro de una manera creativa.

En cada uno de sus diseños suele reciclar más de 30 discos duros.

La primera escultura reciclada que realizó necesitó 33 discos duros y un fin de semana. No tuvo que modificar nada más que la cubierta, los demás elementos fueron atornillados.

Su obra preferida es el robot reciclado que le llevó unas dos semanas, 32 discos duros y algunas otras piezas reutilizadas. Dobló las cubiertas de los discos duros para mostrar los interiores.