Esculturas de plástico por Julien García

8/5/2017

El artista del reciclaje Julien García es completamente autodidacta, no ha recibido clases de arte. Aunque ha aprendido observando la obra de otros artistas intenta crear su propio estilo.

Comenzó a pintar a los 12 años y más recientemente comenzó con la escultura hasta refinar su propia técnica personal con cola, plástico, pintura y resina epoxy.

Aunque quería estudiar arte, la vida le llevó por otro camino pero, poco a poco y gracias a internet ha ido aprendiendo desde casa y su intención es seguir haciéndolo durante toda su vida.

El plástico como material de reciclaje

Su material básico de reciclaje es el plástico duro. El plástico le interesa especialmente por provenir del petróleo, recurso limitado cuyo uso es fundamental en nuestra sociedad. Lo elige con relieves y motivos geométricos para darle un toque robótico a sus esculturas recicladas.

Consigue los materiales en rastros o por internet. Recicla todo tipo de objetos de la vida diaria como juguetes, radios, despertadores, teléfonos... Los desarma, rompe en diferentes tamaños y vuelve a montar transformados en nuevos objetos.

Reciclaje con mensaje

Mediante sus esculturas recicladas Julien envía un mensaje sobre ecología: el lugar de los animales en la sociedad, el sobreconsumo, el derroche de los recursos, la belleza de la naturaleza...

Julien trabaja como agente inmobiliario así que se dedica a sus esculturas recicladas por las tardes y los fines de semana. Cada obra le lleva entre 40 y 200 horas. Utilizar la creatividad le resulta muy relajante y satisfactorio.

A través de contactos y de internet ha conseguido exponer sus obras recicladas en diversos lugares. Colabora con una galería en París y con otra en Chantilly.