Lettuce House: una vivienda reciclable, verde y sostenible

28/4/2017

Esta vivienda reciclable de 88'5 m2 ha sido diseñada por los arquitectos HE Ding, WANG Wei, KONG Lingchen en Shunyi, (Beijing) siguiendo las medidas de la arquitectura sostenible.

El módulo prefabricado, elemento principal de la vivienda reciclable

Debido a algunas restricciones, el tiempo de construcción debía ser muy corto, y la casa debía ser reciclable y eficiente. Así que se eligió construir una casa a partir de módulos prefabricados. La estructura, puertas, ventanas, techos, suelos y paredes llegan ya terminados a su ubicación definitiva.

Proceso de construcción

Como todos los elementos son prefabricados, una vez transportados el montaje es muy sencillo: se tarda aproximadamente media hora en descargar cada contenedor, después se utiliza goma impermeable para unir los contenedores. Por último, se instalan las escaleras y las puertas exteriores.

El propietario completa el diseño interior, la instalación del equipo de energía y los cultivos vegetales.

Los seis contenedores reciclables cuestan 180.000 yuanes, y el precio de instalación es de 38.000 yuanes, en total 218.000 yuanes.

Forma y función

Esta casa reciclable está compuesta de seis contenedores (6m x 2'4m x 2'8m) usando la idea del diseño modular: cada caja es una unidad espacial estándar con funciones diferentes. El contenedor central, que da acceso a la vivienda, es perpendicular a los otros cinco, formando un patio delantero. La casa, que tiene bien diferenciada la zona diurna de la nocturna, incluye: tres dormitorios, una sala de almacenaje , un salón comedor, una cocina y un baño.

El diseño modular permite crear combinaciones de patrones que según las necesidades pueden crear diferentes espacios funcionales.

Respetuosa con el medioambiente. La vivienda incluye las siguientes medidas sostenibles:

Reutilización: cada contenedor es reutilizable, produce poco carbono y ahorra energía. La construcción es rápida, fácil y ahorra recursos, su instalación reduce el ruido y la producción de polvo.

Sistema eco-circular de aguas: recolección de agua de lluvia, recogida de aguas residuales, tratamiento y reutilización.

Reutilización de desperdicios de cocina y excrementos para producción de biogás.

Energía solar.

Energía eólica.

Agricultura orgánica.

La promoción de la Comunidad Participativa

La idea es que el cliente viva en la vivienda reciclable durante dos o tres años para corregir el diseño funcional y el sistema de energía y para mantener el huerto y jardín. El objetivo final del experimento es construir una Comunidad Participativa que pueda vivir con los resultados obtenidos.

Como dice el arquitecto: "Esta casa modular compuesta de seis contenedores que aplica la filosofía de verde, sano y baja huella de carbono a la vida real, es un proyecto realizado para que más gente entienda la arquitectura sostenible y participe de ella."