Los animales salvajes reciclados de Andrew Chase

20/1/2017

Conductos eléctricos, partes de transmisores, cañerías, láminas de acero, piezas de motor... son reciclados en impactantes esculturas de animales salvajes.

Varios de estos animales reciclados están articulados y algunos incluso tienen mecanismos para moverse, como el elefante que mueve la trompa y las orejas, o la jirafa que levanta el cuello. El reciclaje de estas esculturas requiere entre 80 y 120 horas por pieza.

Andrew Chase, el creador de estas obras recicladas, comenzó a trabajar como fotógrafo tras la universidad y su primera experiencia con el soldador fue cuando tuvo que montar una reja en la ventana de su estudio. Tras esto aprovechó el soldador para reciclar los muebles que necesitaba. Según él, aunque en ocasiones los muebles que soldaba eran muy poco ergonómicos, gustaron a muchos de sus clientes y obtuvo encargos de mobiliario reciclado a partir de metal.

Posteriormente comenzó a crear animales reciclados metálicos sin mucho éxito comercial, aún así siguió creándolos con una complejidad incremental hasta ir aumentando su éxito en el campo del arte reciclado y llegar a venderlos por todo el mundo.

Actualmente Andrew vive en Salt Lake City con su mujer, sus dos hijos, tres gatos y algunos animales salvajes reciclados...