Muebles reciclados con nombre propio

16/3/2017

Tacloban Prevails es una línea de mobiliario que aprovecha los residuos de los afectados por el tifón Haiyan. La firma compra los materiales que ya son inservibles para sus propietarios y con el trabajo de los habitantes locales se reciclan muebles con una historia que demuestra la resiliencia del lugar.

Cada uno de sus muebles reciclados tiene el nombre de la persona a la que pertenecían los materiales.

Con los escombros de Christoper Francisko se ha creado una lámpara reciclada muy original hecha de madera y gruesas cuerdas.

Un viejo carro perteneciente a Francisko Estupin, un chico de 15 años, ya no podía usarse debido a que las ruedas estaban rotas. Ahora ha sido transformado en un mueble que sirve para almacenar copas.

Una elegante mesa reciclada surge de combinar la barca de Mikel Santos con una resistente lámina de cristal.

El que fue un árbol caído en el jardín de Marianita Epil se ha cortado y tratado para tener un nuevo y práctico uso como tabla de cocina.

El poste destruído de Keith Zalavarria se ha transformado en una lámpara reciclada de madera.

Una mesa auxiliar ha sido creada a partir de una pieza de madera de Angela Reyes.

El marco de la puerta de la casa de Ronilo Amarilia se ha reciclado para crear una sencilla y elegante mesa.

Muchas barcas fueron dañadas durante el tifón. A partir de las partes rotas se ha creado una original otomana.

El tronco de un árbol caído en el jardín de Melvin Ludhgco se ha transformado en una imponente mesa de centro llena de carácter.

Estos y otros diseños de Tacloban demuestran una vez más que hay infinitos desechos que pueden ser reciclados creativamente para cobrar una nueva vida y seguir siendo útiles.