Pequeñas piezas de plástico recicladas en grandes obras de arte

10/1/2017

Jane Perkins es una recicladora que crea sus sorprendentes obras de arte a partir de pequeñas piezas de plástico que encuentra por todas partes: mercadillos, centros de reciclaje, donaciones de amigos y vecinos...

Su experiencia previa es con textiles pero ahora trabaja con plástico, le gusta que su arte reciclado tenga un resultado inesperado y divertido.

Según explica Jane, tarda unas tres semanas en hacer una de sus obras recicladas; normalmente se le acaba un color concreto y tiene que salir a buscar más piezas de plástico de ese color. Primero pega las piezas que va a reutilizar con una pistola de pegamento para poder moverlas antes de fijarlas. Cuando está contenta con el resultado final las fija con pegamento diluido.

En cada uno de sus trabajos esta artista del reciclaje reutiliza unas diez mil piezas de plástico que combina con un resultado espectacular.

Jane compara sus obras recicladas con las del ave del emparrado australiana que recolecta una gran variedad de pequeños objetos diversos (como conchas, flores, pajitas de plástico o tapones de botellas), y que después pasa horas ordenando para decorar su nido, compitiendo así por las hembras con los demás machos.